La silicona que se utiliza en duchas y bañeras es ideal para acumular moho negro que, además de ensuciar el baño, es muy peligroso para nuestra salud.

Este moho negro crece en la silicona del baño ya que es una superficie capaz de retener la humedad, lo que, combinado con una mala circulación de aire, crea un ambiente perfecto para que crezca este moho.

Para mantener la bañera limpia puedes utilizar la solución que te describimos en este artículo.

Necesitas: 1 recipiente para mezclar los ingredientes, 1 botella de lejía, 1 caja de bicarbonato de sodio, 1 brocha, 1 rollo de celofán, 1 botella con difusor (spray). También use una máscara, guantes y ropa vieja.

El baño debe estar ventilado, ya que el vapor de la lejía puede ser peligroso para la salud.

  1. Mezcla la lejía con el bicarbonato de sodio hasta obtener una solución espesa.
  2. Aplicar la solución a la silicona con el pincel. Intenta ser rápido, ya que la solución puede desintegrar las cerdas del cepillo.
  3. Cubre las zonas donde aplicaste la solución con celofán, para evitar que se seque, y deja actuar unos minutos.
  4. Después de 30 minutos, el moho habrá desaparecido. Puedes enjuagar usando la botella difusora.

Su ducha o bañera quedará como nueva.