Press ESC to close

¡Cómo conservar los limones durante mucho tiempo con un truco muy sencillo

¡Cómo conservar los limones durante mucho tiempo con este sencillo truco!

El cítrico por excelencia para acompañar cualquier plato es sin duda el limón.

De dulce a salado, el limón combina perfectamente con la mayoría de los alimentos, pero también es excelente, cuando se combina de la mejor manera, para la limpieza de la casa y la cocina.

¡Cómo conservar los limones durante mucho tiempo con este sencillo truco!

Sin embargo, incluso el limón, para ser aprovechado al máximo y en todo su potencial, necesita algunos trucos para conservarse de la mejor manera.

Uno de los errores más comunes al almacenar limón es simplemente guardarlo en el refrigerador. ¡Lo explicaré!

Suele creerse que para conservar los alimentos basta con meterlos en la nevera pero evidentemente, en la mayoría de los casos, esto no es suficiente.

Ciertamente, los limones deben conservarse en la nevera, pero detrás de ellos hay un procedimiento, de hecho, más de uno, que pocos conocen y, por lo tanto, utilizan.

Hay dos secretos mágicos para mantener frescos estos cítricos amarillos.

El primer método es muy sencillo: hay que lavar nuestros limones, secarlos bien y luego colocarlos en una bolsa de comida. Luego hay que guardarlos en el frigorífico de casa. De esta forma evitaremos que le crezca moho a nuestro limón y que se seque.

Otra opción es llenar un recipiente con agua y colocar cítricos en su interior. De esta forma, tras dejar en la nevera nuestro recipiente con el agua y los limones, los cítricos permanecerán secos y no tendrán posibilidad de secarse.

Sin embargo, la regla principal a recordar es que los limones nunca deben dejarse en sus bolsas y ciertamente no deben colocarse a granel en uno de los cajones de nuestro refrigerador.

Recordar estos pequeños trucos resultará fundamental para conservar mejor nuestros muy útiles y prácticos cítricos.

Llegados a este punto, solo queda seguir uno de estos sencillos consejos: ¡no te arrepentirás!