Determinados elementos presentes de forma natural en la piel como el colágeno, la elastina o el ácido hialurónico favorecen su tonicidad y firmeza. Con la edad, estos diferentes componentes se degradan y dan lugar a las famosas líneas de expresión del rostro. Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel, es necesario apostar por los cuidados naturales para integrarlos en su rutina de belleza. ¡Te damos nuestra receta secreta para lograrlo!

La hidratación es la primera condición para obtener una piel joven, tersa y libre de imperfecciones. De hecho, el agua, el sueño y la comida son factores importantes en la aparición de arrugas en la cara. Además, se puede adoptar un truco basado en un ingrediente natural para un efecto de brillo saludable y un impulso de juventud instantáneo.

¿Qué remedio natural adoptar para reducir las arrugas en el rostro?

Si está buscando un cuidado natural, sepa que es muy posible  prevenir la aparición de arrugas  o reducirlas con un ingrediente natural. Gracias a su acción antiedad, participa en la regeneración celular a la vez que purifica la piel y elimina las bacterias.

  • Bicarbonato de sodio, la clave para prevenir el envejecimiento de la piel del rostro
bicarbonato de sodio en un recipiente

Bicarbonato de sodio en un tazón. fuente: spm

Todo el mundo conoce las múltiples propiedades del bicarbonato de sodio. Este polvo blanco es un gran aliado para cocinar pero también para limpiar. También es un excelente limpiador de la piel gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Por lo tanto, ayuda a reequilibrar el pH de la piel al tiempo que garantiza una hidratación natural. Con sus múltiples ventajas,  el bicarbonato de sodio ofrece renovación celular gracias a su acción exfoliante.

Otras mascarillas faciales de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se puede utilizar de varias maneras. Al ser un potente exfoliante, es recomendable aplicarlo suavemente sobre el rostro. Aquí se explica cómo usarlo.

  • Mascarilla facial hecha con bicarbonato de sodio y aceite de coco
aceite de coco

Aceite de coco. fuente: spm

Para preparar una mascarilla antiarrugas y lucir una textura de piel tersa y armoniosa, se puede combinar el bicarbonato de sodio con otros ingredientes naturales como  el aceite de coco.  Gracias a su alto contenido en vitamina E antioxidante, puede retrasar el envejecimiento de la piel y luchar contra las imperfecciones.  En un tazón, mezcle una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharada de aceite de coco. Aplicar suavemente la mascarilla sobre el rostro con ligeros movimientos circulares. Deje reposar durante unos diez minutos y luego enjuague su cara con agua fría. Esta mascarilla antiarrugas también rehidratará tu piel.

  • Mascarilla de avena y bicarbonato de sodio
Máscara de avena

Mascarilla de avena. fuente: spm

También es posible preparar una mascarilla a base de bicarbonato de sodio y avena. Esta mascarilla natural se usa a menudo para calmar la piel sensible y prevenir la aparición de hoyuelos y líneas finas. Con sus múltiples proteínas, su riqueza en potasio, magnesio entre otros y su contenido en vitamina E, la  avena aporta  una hidratación completa a la piel. Al mezclarlo con bicarbonato de sodio, este último calmará tu piel y evitará su envejecimiento. Para preparar tu mascarilla, saca los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadita de harina de avena
  • 1 cucharada de agua caliente

Después de mezclar bien los ingredientes, enjuague su cara con agua tibia y luego aplique la pasta, evitando el área de los ojos. Dejar secar durante 5 minutos antes de rociar ligeramente el rostro con agua tibia. Operando una ligera exfoliación, la mezcla se puede eliminar. Luego enjuague su cara y luego con una toalla limpia seque su cara y luego humedézcala. A adoptar una vez por semana.

Advertencia  : Se recomienda usar bicarbonato de sodio con moderación debido a su efecto secante, que puede irritar la piel. Evítalo si tienes la piel sensible.

Para tener una piel perfecta y joven, debes ante todo cuidarte. ¡Una rutina de belleza adaptada y un estilo de vida saludable son tus mejores aliados para una piel joven y radiante!