Press ESC to close

¿Cómo lavar y abrillantar azulejos y baldosas sin dejar rayas?

Los azulejos de la casa pueden ensuciarse y cambiar de color con el tiempo. Si quieres encontrar alternativas a los productos de limpieza convencionales, los métodos naturales imprescindibles te permitirán limpiar las baldosas dándoles brillo. Lo tenemos cubierto para usted.

Limpiar los azulejos del piso o de la pared puede ser fácil todos los días. Sin embargo, esta tarea puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza cuando la suciedad se incrusta en él o cuando su color cambia y se apaga con el tiempo. Estos pequeños consejos de la abuela, utilizando productos sencillos e ingredientes naturales, te permitirán limpiar tus baldosas fácilmente devolviéndoles todo su brillo.

¿Cuáles son los principales métodos que limpiarán y darán brillo a sus azulejos?

Es fundamental mantener el alicatado de la casa para que conserve su aspecto original el mayor tiempo posible. De hecho, la suciedad y el moho pueden incrustarse, especialmente en las juntas. En lugar de usar productos químicos que puedan dañar los materiales, opta por estos trucos más simples para mantenerlos como nuevos.

  • Vinagre blanco, un excelente limpiador de azulejos

vinagre blanco

Vinagre blanco – Fuente: spm

Para limpiar y desinfectar, el vinagre blanco es un gran aliado. Utilizado sobre baldosas viejas, este producto puede dar una segunda vida a pavimentos y revestimientos. Para ello, basta con verter uno o dos vasos de este producto en una cubeta de agua caliente antes de sumergir la fregona en ella. A continuación, limpie todas las baldosas del suelo y de las paredes con esta solución.  El vinagre blanco no solo elimina la suciedad y el polvo que se acumula en los azulejos, sino que les da un brillo real.

  • Jabón negro, un producto que hace maravillas en los azulejos

jabón negro

Jabón negro – Fuente: spm

El jabón negro es un exfoliante eficaz para la piel, ¡pero no solo! También tiene propiedades de limpieza ocultas. De hecho, es un producto eficaz para limpiar y eliminar las manchas difíciles en todas las superficies. Es posible mezclar una dosis de jabón negro en agua caliente. Con movimientos circulares, pasar una mopa impregnada con este producto por todo el revestimiento. ¡El resultado es inmediato! Otro método es diluir solo una gota de jabón negro líquido en el agua de enjuague. Además de lavar y desinfectar su piso, el jabón negro sin duda iluminará sus baldosas.

  • Agua de cocción de patata para limpiar y dar brillo a las baldosas

agua de cocción de patatas

Agua de cocción de patatas – Fuente: spm

El agua de cocción de manzana es un truco ultraeficiente. Simplemente cocine las papas en una olla grande y vierta agua caliente sobre el azulejo. Con un cepillo, fregar las baldosas y dejar actuar diez minutos.   El almidón presente en esta agua absorberá las diversas suciedades que persisten en el suelo. Todo lo que tienes que hacer es limpiarlo con un trapeador. ¡Tus azulejos recuperarán su brillo original! Se recomienda repetir esta operación una vez al mes para mantener su brillo.

Errores que no debes cometer al limpiar los azulejos de la casa

El uso de productos naturales para el mantenimiento de las baldosas es sin duda fundamental para mantener el aspecto de este delicado revestimiento. Sin embargo, para preservar su calidad, se deben evitar estos pocos errores comunes.

  • No limpiar los azulejos regularmente

limpieza del piso

Limpieza de suelos – Fuente: spm

Uno de los errores comunes se refiere a la frecuencia de limpieza de las baldosas. Mucha gente piensa que a fuerza de limpiarlo se puede deteriorar su calidad. Sin embargo, el lavado regular es una de las condiciones necesarias para obtener suelos y paredes siempre limpios y relucientes.

  • Usando un cepillo sucio para limpiar los azulejos

Aunque hayas optado por lavar las baldosas con productos 100% naturales, esta operación se puede estropear por utilizar herramientas sucias. Previamente, lave su equipo y use paños secos y limpios para restregar las baldosas. Si puedes, utiliza esponjas o fregonas nuevas para un resultado impecable.

  • No muevas los muebles cuando limpies los azulejos

Para un suelo siempre limpio, es importante mover los distintos muebles de la habitación. Cuando se descuidan ciertas áreas sucias, las rayas y la suciedad pueden acumularse allí y dañar las baldosas con el tiempo. Lo mismo ocurre con  las juntas de baldosas que pueden acumular manchas amarillas y moho.  Lo mejor es instalar pies o ruedas debajo de las patas de las mesas para facilitar el proceso.

Aunque son efectivos en los mosaicos, los productos químicos pueden dañarlos. Es por esto que los productos naturales acompañados de buenas técnicas de limpieza son los preferidos a diario para un revestimiento limpio y luminoso.