El árbol de jade o crassula ovata es una planta suculenta perteneciente a la familia Crassulaceae. Esta planta se puede cultivar en maceta y requiere pocos cuidados. Es ideal para personas que no tienen un pulgar verde. En las plantas más viejas, las flores en forma de estrella, de color blanco o rosa, aparecen en otoño o invierno. El crecimiento del árbol de jade es lento, descubre cómo acelerarlo y estimularlo con estos simples gestos.

Crassula ovata es una suculenta perenne con follaje de hoja perenne. Muchas crassulas viven varios años. Sus flores aparecen tarde. De hecho, estas crassulas  solo florecen cuando son viejas,  cuando tienen 9 o 10 años. Dicho esto, para impulsar el crecimiento de su planta y acelerar su desarrollo, ciertos gestos son necesarios.

¿Cómo acelerar el crecimiento del árbol de jade?

El árbol de jade crece muy lentamente. Su tasa de crecimiento es de 5 a 20 cm por año, pero si le das a tu planta de interior las condiciones adecuadas, puedes acelerar su crecimiento.

árbol de jade

Árbol de jade. fuente: spm

  • Trasplantar el árbol de jade

Para estimular el crecimiento de una planta, es importante  trasplantarla en una maceta más grande. Por lo tanto, le proporciona suficiente espacio para crecer. Trasplantar el árbol de jade a una maceta más grande  promueve el desarrollo de las raíces. Dicho esto, es importante trasplantar tu planta, al inicio de su crecimiento, cada dos o tres años, cuidando de no dañar las raíces. Pueden  tardar incluso más en crecer. si los rompes. Más tarde, cuando su crassula crezca lo suficiente, puede trasplantarla cada 5 años. Después de trasplantar, espere 4 meses antes de fertilizar su planta, porque las raíces, al estar todavía sensibles, corren el riesgo de ser dañadas por las sales que componen los fertilizantes. Tenga cuidado  de no trasplantar su planta en invierno.  Durante este período de reposo vegetativo, la crassula ovata apenas crece.

Trasplantar el árbol de jade

Trasplantar el árbol de jade. fuente: spm

  • Fertiliza el árbol de jade

Fertilizar una planta le proporciona los nutrientes que necesita  para promover un buen crecimiento. Para potenciar el crecimiento del árbol de jade, es importante abonarlo,  durante su período de crecimiento,  una vez al mes, con un abono de cactus. El fertilizante se puede agregar entre abril y septiembre. No fertilice su planta en el invierno,  ya que entra en un período de latencia.

Consejo:  para fertilizar tu planta perenne, también puedes usar ingredientes naturales  como café molido.  Para hacer esto, simplemente extiéndalo en el suelo de su planta.

  • Elegir la mejor ubicación para el árbol de jade

Para promover el crecimiento vigoroso de la crassula, es importante colocarla  en un área iluminada.  De hecho, esta planta poco exigente aprecia la luz. Por otro lado,  evita exponerla a la luz solar directa,  que puede quemar su follaje. Se recomienda la exposición a la sombra. Dicho esto, mantén tu planta en un lugar luminoso y cálido con una temperatura de alrededor de 20 °C,  como cerca de una ventana. Además, evita los lugares húmedos. En invierno,  mantenga su planta alejada de la calefacción,  y guárdela en un lugar fresco,  a una temperatura de 10°C.

  • Cortando el árbol de jade

Si notas que tu crassula crece lentamente, puedes plantar esquejes de tu planta en la misma maceta. Los esquejes  son una forma de multiplicar ciertas plantas,  como la crassula, y que consiste en tomar un fragmento de planta llamado esqueje de la planta madre. Trasplantar los esquejes te permitirá obtener nuevos brotes. Para propagar su crassula, corte un tallo corto justo por encima de un capullo. La herramienta utilizada debe estar bien desinfectada. Mantenga el corte en un lugar seco  para que pueda secarse y sanar.  Cuanto más grande sea el tallo, más tiempo tardará en secarse. Luego aplique al final del tallo que será plantado en el suelo, un poco de hormona de enraizamiento. Estos favorecen el enraizamiento de los esquejes.  Luego, haga un agujero en el suelo, luego plante el tallo, asegurándose de que las hormonas de enraizamiento estén cubiertas. Mantenga una distancia de 4 a 5 cm entre la planta madre y el esqueje,  para evitar que las raíces se entrelacen. Tenga en cuenta que no se recomienda regar el corte durante su enraizamiento.  Correría el riesgo de pudrirse.  Mantén tu maceta en un lugar luminoso. Los nuevos brotes deberían aparecer entre 3 y 4 semanas en la parte superior del tallo.

Con estos prácticos consejos acelerarás el crecimiento de tu suculenta de follaje decorativo y obtendrás una crassula vigorosa.