Es muy frustrante cuando el perro decide marcar su territorio en todos los rincones de la casa, incluso en las bolsas de la compra y otros objetos que se encuentran en el suelo. Existen algunos métodos de entrenamiento que pueden ayudar, pero si no tienes el tiempo o la paciencia, puedes adoptar remedios naturales.

Hay una razón específica por la que a los perros les encanta orinar por todos lados. Es su forma de marcar su territorio y permite que otros perros sepan que alguien está en el área. Esta secreción también es útil para dar a conocer el estado reproductivo del animal.

Para preparar un excelente repelente natural que disuada a los perros de orinar en casa necesitas los sencillos ingredientes: 250 ml de alcohol, 250 ml de vinagre y el zumo de un limón.

Vierta los tres ingredientes en una botella con atomizador y aplique el remedio en las áreas donde su perro orina con frecuencia.

El olor que desprende el remedio “alejará” al perro de zonas concretas de la casa, dejándolo libre de orina.