Una serie de pequeños trucos para tener hermosas rosas más largas.

 

Las rosas son plantas muy populares, por esta razón es común cultivarlas en macetas tanto en casa como en balcones para disfrutar de las maravillosas flores que produce.

Para mantenerlos floreciendo más tiempo y evitar que se marchiten rápidamente, hay pequeños trucos para poner en su lugar.

Veamos cuáles son.

  1. Maceta: el recipiente que alberga la planta juega un papel fundamental en su desarrollo, por lo que se debe elegir uno ideal. El material ideal es la terracota, mientras que para el tamaño estas dependen de la planta. Lo importante es que las raíces tengan el espacio necesario para expandirse sin obstáculos.
  2. Suelo: para evitar el agua estancada, es aconsejable que las rosas elijan un suelo con un componente drenante.
  3. Luz: las rosas necesitan una buena exposición al sol para crecer, por lo que deben colocarse en un lugar luminoso pero aún así protegidas de las heladas.
  4. Agua: en cuanto al riego, estos deben ser frecuentes pero no excesivos. Regue cuando comience a notar que el suelo se está secando, pero evite mojar las hojas.
  5. Poda: para tener una floración prolongada es recomendable cortar las ramas viejas o poco saludables. Esta operación idealmente debe hacerse al final del invierno.