La sal tiene un lugar soberano en la cocina. Nuestros platos serían muy suaves sin una pizca de sal que realza el gusto y el sabor de la comida. Obviamente no se necesita demasiado. Porque si sazona deliciosamente nuestras recetas, rápidamente puede volverse peligroso para el cuerpo si no se abusa de él. Por otro lado, sus notables propiedades lo hacen muy versátil: además de cocinar, puedes usarlo sin moderación para diversas tareas domésticas en el hogar. ¡Y hasta en tu lavadora!

¿Te sorprendería usar sal para cuidar tu ropa? Sí, es bastante sorprendente. Pero nuestras abuelas lo usaban habitualmente por su notable eficacia quitamanchas. Descubre rápidamente cómo puede mantener tu ropa, pero también toda una gama de usos desconocidos para este poderoso ingrediente.

Poner ropa de colores en la lavadora.

Poner ropa de color en la lavadora – Fuente: spm

¿Cuál es el uso de la sal para lavar la ropa?

Cortinas grises, manchas de sudor persistentes, ropa desteñida… todos nos enfrentamos regularmente a este tipo de inconvenientes. Se multiplican los esfuerzos para intentar solucionar el problema. ¡Y pensar que tenías la “solución milagrosa” a tu alcance! Eliminador de manchas y fijador de color sin igual, la sal tiene muchas propiedades para cuidar eficazmente su ropa. ¿Tu ropa favorita ha perdido su intenso color original? Luego puede contar con la sal para revivir su tinte y restaurar su brillo perdido.

¿No soportas ver tus cortinas oscurecerse con el tiempo? Este aspecto sucio y antiguo arruina la decoración de tu interior. Tenga la seguridad de que para devolver la blancura a estos tejidos apagados, simplemente sumérjalos durante unas horas en agua salada. También puedes lavarlos en la lavadora: solo tienes que verter dos cucharadas de sal  en el tambor del electrodoméstico. Restaurará eficazmente la blancura de las telas ligeras. ¡Sentirás que están como nuevos! Aprovecha también para hacer una máquina con tu ropa de color: la sal conservará su tono intenso y retrasará el proceso de decoloración.

Como beneficio adicional, la sal es un quitamanchas natural de elección. Es muy popular para eliminar manchas difíciles, anillos de sudor y marcas amarillentas en la ropa. No solo absorberá la grasa, sino que también neutralizará los malos olores. Como proceder ? Basta con rociarlo directamente sobre las manchas y dejar actuar unas horas, antes de iniciar el ciclo de lavado habitual. También puedes remojar la ropa manchada en una solución de agua salada. Es aún mejor para las manchas muy viejas y difíciles de quitar.

NB  : la sal ayuda a eliminar rápidamente el olor a humedad o tabaco frío.

Un mal olor en los zapatos.

Mal olor en los zapatos – Fuente: spm

5 Otros usos inusuales de la sal

Además de limpiar y perfeccionar tu colada, la sal te tiene reservadas muchas otras sorpresas…

  • No más salpicaduras de aceite: una de las razones que impide que la gente pase más tiempo detrás de los fogones es el famoso inconveniente de las salpicaduras de aceite que pueden quemarnos en cualquier momento. ¡No más preocupaciones! Tenemos la solución ideal: cuando el aceite esté muy caliente, simplemente espolvorea un poco de sal en la sartén antes de poner la comida en ella. Verá rápidamente que retiene la grasa y evita las salpicaduras de aceite.
  • No más velas que gotean: ¡nada más desagradable que la cera de las velas que gotea por todas partes! Esto no solo puede manchar rápidamente el mantel o su bonita mesa de vidrio, sino que también puede tener problemas para manejar la vela con el riesgo de quemarse. Así que prueba este truco brillante: remoja tus velas en una solución bien concentrada de agua salada durante unas horas. Déjelos secar tranquilamente antes de encenderlos. ¡Ahí tienes, listo, no habrá más fugas!
  • Detén los pies malolientes:  si tus zapatos huelen mal y no hay polvos de talco para eliminar el olor , no te preocupes, la sal vendrá a tu rescate. Simplemente espolvorea una cucharada de sal gruesa dentro de tus zapatos. Dejar actuar durante unas horas (idealmente durante la noche) para que la sal pueda absorber eficazmente el olor desagradable. Finalmente, agite los zapatos para eliminar los residuos de sal y séquelos. ¡Aquí están perfectamente desodorizados!
  • Las hormigas ya no serán relevantes: ¿has sido víctima de una invasión de hormigas en casa? No te asustes, existe un método radical para hacerlos desaparecer. Para ello, esparce un poco de sal gruesa en las zonas de mucho tránsito o al costado de los hormigueros. También puedes preparar una solución de agua mezclada con una cuarta parte de sal: espolvorea este líquido en los lugares donde suelen aparecer las hormigas.
  • Limpieza de la plancha: ¿Tu plancha está llena de pelusas de la ropa? Puedes quitarlos fácilmente y limpiarlo con sal gruesa. Lo único que tienes que hacer es extenderlo sobre algún periódico, encender tu plancha a temperatura máxima y pasarlo por encima hasta la total desaparición de pelusas y otros residuos de suciedad. Por no hablar de que la sal tiene una acción desengrasante y antisarro. Finalmente, todo lo que tienes que hacer es limpiar la plancha con una toalla húmeda.