Muchas amas de casa, especialmente las mayores, usan cinta adhesiva en sus escobas. Aquí está la razón de este gesto.

Cada día nos encontramos al menos una vez teniendo que barrer algunas acumulaciones de polvo o residuos que se han depositado en nuestro suelo para evitar la formación de hormigas o suciedad.

Aunque no estemos presentes en casa, es recomendable utilizar la escoba o la aspiradora al menos una vez al día porque se pueden acumular matas de polvo, incluso del exterior.

Scotch: por eso se usa en una escoba

Una de las razones por las que tendemos a hacer esta práctica de ama de casa al menos una vez al día es porque mientras preparamos las comidas, algo podría caer accidentalmente al suelo.

Esto también sucede durante una merienda o durante el almuerzo y la cena, así como durante un movimiento que pudo haber depositado algunos residuos que teníamos en otras superficies en el suelo.

Además, todos tenemos pelo y pelo, unos más y otros menos y por tanto estos también tienden a desprenderse y asentarse en el suelo , formando así acumulaciones que también pueden depositarse en las vías de escape.

Scotch - por eso se sube a la escoba

De hecho, entre una baldosa y otra aparecen estas líneas, a veces incluso muy gruesas, que se vuelven difíciles de lavar cuando la suciedad es persistente y por ello es necesario recurrir a algunos métodos para que vuelvan a brillar .

Nuestro suelo es importante ya que es el lugar donde ponemos los pies y, a veces, al no usar zapatillas, ponemos los pies directamente con un par de calcetines y luego nos sentamos o nos estiramos en el sofá.

Cualquiera que conviva con niños sabe muy bien que estos suelen pasar tiempo en el suelo, sobre todo si gatean y por eso siempre es mejor tener el suelo limpio y saneado.

Pero a veces, quedan algunos residuos de los que no podemos deshacernos y por eso entra en juego uno de los secretos transmitidos de generación en generación y que suelen utilizar las amas de casa mayores.

Cómo proceder

Se trata de poner cinta adhesiva en la escoba. En concreto, el que se utiliza es el grueso, que suele utilizarse para envasar los cartones de embalaje y este se coloca en la parte con las cerdas de nuestra escoba.

Colocando una tira en uno de los dos lados, podemos ver como, cuando vayamos a limpiar el suelo, toda la suciedad será atraída hacia la cinta y atrapada en su interior.

Scotch - por eso se sube a la escoba

De esta forma, todos los pelos y los residuos más pequeños quedarán atrapados por la cinta y podremos simplemente despegarla de nuestra escoba y tirarla sin tener que recurrir al uso del recogedor.

De esta forma, no solo habremos ahorrado tiempo sino que habremos asegurado un suelo limpio y sin ningún rastro de elementos que puedan molestar a cualquiera que ponga un pie o una mano en nuestro suelo .

Este secreto ha sido transmitido de generación en generación y forma parte de los consejos de las abuelas que siempre resultan útiles para las tareas del hogar .