Adiós a la lejía para quitar las manchas de grasa de la ropa: con esto puedes solucionar el problema en segundos.

 

Las manchas de grasa de la ropa a menudo son imposibles de tratar. El aceite es capaz de meterse dentro de las manchas, estropeando los tejidos y quedándose de forma permanente sin desaparecer. Si bien la lejía puede ser uno de los remedios a utilizar, el halo no desaparecerá y se formará esta molesta mancha . No se debe tirar la prenda, ya que con este producto la mancha se quitará al instante.

Manchas de grasa, ¿por qué no desaparecen?

¿ Cuántas veces se mancha de grasa al cocinar o comer? Basta un gesto muy pequeño y la tela absorbe inmediatamente la grasa del aceite o de los platos que estás a punto de comer.

manchas de grasa
 Esta mancha, si no se trata inmediatamente, estropea el vestido y ataca las texturas hasta el fondo. ¿Qué implica? En la mayoría de los casos, puedes tirarlo a la basura o encontrar un accesorio que pueda ocultar el lugar de la mancha.

La lejía es el primer producto que se me ocurre utilizar, pero mucho cuidado. Al no ser un producto delicado , puede no ser óptimo para usar sobre las texturas de los tejidos de la ropa. Lo mismo ocurre con algunos productos que se encuentran en el mercado, con composiciones químicas ricas en conservantes o agentes corrosivos.

Por ello, los expertos señalan otro tipo de producto , impensable, utilizado cada día para otros fines.

Producto para eliminar las manchas de grasa al instante: adiós lejía

Como se anticipó, sería mejor no usar lejía como producto para quitar estas manchas de la ropa. La grasa es agresiva, tanto que si entra en contacto con las texturas de un tejido podría llegar a provocar la corrosión del propio vestido.

Dejando la lejía de lado por un momento, podrías utilizar otro tipo de ingrediente impensable para este tipo de acciones.

Hablamos de la clásica espuma de afeitar, que en un solo gesto puede ayudar a eliminar incluso las manchas de grasa sin dejar rayas. ¿Cómo hacer? Simplemente rocíe la espuma sobre el área afectada y luego déjela reposar un rato sin tocarla.

espuma de afeitar
 Inmediatamente después, lava el paño en la lavadora oa mano, como de costumbre. Si la mancha persiste, se puede pulverizar de nuevo la espuma y dejar actuar durante 30 minutos. Para quitarlo, use un paño seco sin frotar nunca.

Esta formulación, de tipo clásico, está específicamente diseñada para suavizar la piel antes del afeitado. Del mismo modo es capaz de suavizar las fibras de los tejidos, hasta el punto de absorber las molestas manchas creadas por la grasa. El vestido no se daña y no hay halos.

¿Es bueno para todas las telas? En general sí, pero en tipos como la seda o el lino es mejor probar primero en una pequeña esquina y luego directamente sobre la mancha.