Manchas rebeldes del fregadero, quitarlas es muy difícil, sobre todo si no se utilizan los productos indicados.

Muchas veces la causa de las manchas en el fregadero es el agua que, al ser muy calcárea, forma una pátina blanquecina, fea a la vista porque da la sensación de fregadero sucio, a pesar de haber sido lavada e higienizada al menos dos veces al día.

Una vez abierto el agua, se acumula en el interior del fregadero, tanto en el fondo como en los laterales. Las gotas de agua que salpican las paredes deben secarse inmediatamente, muchas veces no se tiene tiempo para hacerlo. Incluso si tuviera que secarlo inmediatamente, si el agua es muy calcárea, todavía se forman manchas difíciles que no se pueden quitar con una sola pasada de esponja o jabón.

Consejos para eliminar las manchas difíciles del fregadero oscuro

Cada lavabo es único. Siguiendo los siguientes consejos, que varían de un material a otro, de un color a otro, se pueden recuperar incluso los fregaderos muy dañados. El primer consejo se refiere a los fregaderos oscuros , por lo tanto, marrones, antracita, negros o azules. Se vierte agua caliente en el fregadero, lo importante es que haya llegado a los 70°, por lo que no debe estar hirviendo.

Se añaden al agua caliente dos cucharadas de detergente líquido o en polvo y se deja actuar al menos 4 horas si el fregadero está muy sucio. En cambio, si el fregadero está ligeramente manchado pero limpio, solo deja el agua y el detergente durante un par de horas y listo.

Una vez transcurrido el tiempo indicado, vaciar el fregadero y fregar con una esponja áspera, realizando únicamente pequeños y delicados movimientos circulares, teniendo cuidado de no frotar demasiado para no dañar el fregadero. Frotar con fuerza y ​​violencia puede, de hecho, formar arañazos que luego son imposibles de remediar.

Finalmente, aclarar con abundante agua y secar. El consejo es llenar el fregadero con agua caliente y jabón por la noche antes de ir a dormir para que el detergente actúe durante una noche, sin abrir el agua. Sin embargo, la acción prolongada no debe exceder las 16 horas.

Fregaderos Fragranite, cómo limpiarlos y eliminar las manchas de cal más rebeldes

En cuanto a los fregaderos de fragranito claro, es decir, los blancos, grises, solo se pueden tratar con lejía que se puede usar tal cual si es en gel o diluido en agua. Para el blanqueador en gel, la dosis varía según el estado del fregadero. Un fregadero muy dañado requiere grandes dosis de lejía. Un fregadero que no presenta manchas difíciles requiere dejar actuar pequeñas cantidades de producto durante un máximo de 10 minutos.

Pasado el tiempo indicado, se debe enjuagar el fregadero con agua caliente . Por último, se recomienda el secado, imprescindible para garantizar un resultado excelente, es decir, un fregadero perfectamente limpio y reluciente.

Remoja con lejía pura

Sin embargo, en lo que respecta al remojo con lejía, este es el proceso más largo de los dos y requiere mucho más tiempo y atención. Llene el fregadero con al menos 5 litros de agua caliente, debe alcanzar al menos 80° o 100 grados.

A continuación, vierte 200 cl de lejía y déjalo actuar durante unas horas. Cuando el agua esté fría puedes vaciar el fregadero y luego frotar las superficies con la esponja abrasiva.

Recomendaciones y consejos

Hay que tener cuidado de frotar con movimientos giratorios no demasiado agresivos para no dañar el fregadero rayándolo. Una vez terminado, enjuague el fregadero y séquelo bien.Este proceso se puede repetir dos veces cada dos semanas , para eliminar todas las manchas difíciles.

Si el fregadero no tiene manchas importantes pero mínimas, dadas por el uso diario, simplemente se puede repetir la operación una vez al mes. En cambio, si hubiera quemaduras o manchas importantes derivadas ya no del agua y por tanto de la caliza, sino de líquidos coloreados o tinta, sólo se puede actuar con agua y detergente lavavajillas. En particular para las manchas de tinta, este remedio puede ser inútil y, por lo tanto, podría ser útil usar un paño con alcohol, aunque sea en pequeñas cantidades. El mismo remedio se puede utilizar para eliminar las rayas causadas por ollas, rozaduras o quemaduras.