Hay algunos métodos que siempre deben probarse, como mezclar aceite de oliva y leche para crear algo único.

 Hay algunas mezclas que no siempre parecen ser óptimas, como ingredientes que nunca deben casarse juntos. Sucede que algunos curiosos del arte culinario intentan mezclar ingredientes naturales, esos de la tradición que se usan por separado y nunca juntos como el aceite de oliva y la leche . Pero, ¿qué se crea cuando se mezclan? Algo realmente increíble para probar ahora mismo.

Aceite de oliva y leche: ¿cuáles son los otros ingredientes para mezclar?

Como se anticipó, hay ingredientes que nadie mezclaría como la leche y el aceite de oliva. Sin embargo, alguien ha intentado hacerlo agregando otros ingredientes tradicionales para crear algo delicioso y extraordinario.

Los ingredientes son los siguientes:

  • Leche 50ml
leche
  •  Pimienta negra la necesaria
  • 1 diente de ajo
  • Cebollino – 2 ramitas
  • Aceite de oliva 100ml
  • sal 1 cucharadita
  • Jugo de medio limón orgánico
jugo de limon
 

Todos excelentes y saludables ingredientes que se encuentran en la despensa, para ser utilizados en conjunto en este caso para crear algo rico y excelente.

Una excelente mezcla: preparación y modo de uso

Una lista de excelentes ingredientes que alimentan la curiosidad de los usuarios, sobre cómo es posible utilizarlos todos juntos. Tienes que proceder así:

  • Se coloca la leche en un recipiente junto con el aceite de oliva.
aceite de oliva
  •  Inmediatamente después pasas la batidora por un minuto. Es importante que permanezcas quieto durante los sesenta segundos completos sin levantarlo.
  • Luego agregue el jugo de medio limón, o dos cucharaditas si desea un sabor menos ácido.
  • Agregue la sal y la pimienta.

Tome el diente de ajo y píquelo por completo y luego agréguelo a la mezcla anterior, junto con el cebollino picado. Se deben pasar todos los ingredientes a la batidora durante al menos un minuto hasta crear una salsa homogénea que luego se debe verter en un tazón pequeño.

¿Para qué sirve? Es una excelente salsa que se puede utilizar en la cocina para acompañar carnes o pescados, hasta verduras. No solo eso, se puede utilizar como aperitivo para untar directamente sobre los picatostes y hacer cosquillas en el paladar de los comensales.

gran salsa
 ¿También hay variaciones? Obviamente, para aquellos a los que no les guste el ajo, también se puede dejar fuera de la salsa ya que no es un ingrediente principal. La leche y el aceite de oliva son esenciales para crear una crema suave y sabrosa, al igual que la sal y la pimienta.

Las cebolletas se pueden variar en cantidad, más o menos, o se puede usar cebolla picada para crear un sabor más rico. Para los más golosos, se le añaden nueces troceadas que le dan a la salsa un toque de frescura que no podéis dejar de probar.

¿Una variante de verano? Agregar pepino en rodajas para un toque cautivador de frescura.