Colocando una bolsa de plástico en la escoba solucionaremos un problema durante nuestra limpieza. Aquí está cuál.

Nuestro hogar es el lugar que tendemos a mantener lo más ordenado posible debido a que pasamos mucho tiempo allí y que hemos hecho sacrificios para poder vivir dentro de él sin problemas.

Por eso, muchas veces, al menos una vez por semana, lavamos las superficies y antes de hacerlo tenemos que quitar todo el exceso de polvo y escombros que se puedan depositar sobre ellas.

Escoba: así es el método de la bolsa

Una de las superficies con más suciedad persistente es el suelo. Este debe ser tratado de acuerdo a la conformación, ya que algunos pisos son de parquet o madera y deben ser lavados con ciertos productos.

Otros, en cambio, comúnmente en granito o mármol, pueden lavarse con productos del mercado o con ingredientes naturales para garantizar el brillo.

Entre estos encontramos la sal y el bicarbonato de sodio que, combinados con agua caliente, dan un efecto quitamanchas nunca antes visto y pueden dejar el suelo brillante durante mucho tiempo incluso después de una sola pasada.

Escoba - el método de la bolsa de plástico

Sin embargo, esto puede no ser útil para las vías de escape , es decir, las líneas entre una baldosa y otra y por tanto para conseguir que se elimine la suciedad de ésta se debe recurrir a otros métodos y especialmente a los productos indicados a tal efecto.

Estas vías de escape se ensucian debido a la acumulación de pelo y polvo que se forma con el tiempo. De hecho , en nuestros suelos no solo hay restos de comida o polvo , sino también pelos que pueden haberse caído de nuestro cuerpo.

La situación se complica más si tenemos mascotas , ya que sueltan pelo y en ocasiones, sobre todo en el caso de los gatos, incluso trozos del arenero o, en el caso de los perros, elementos del exterior.

Cómo proceder

Por eso, antes de fregar el suelo, es recomendable aspirar el suelo para poder quitarle todo lo que tenga de vida, pero si no disponemos de este electrodoméstico bastará con darle un barrido con una escoba.

Muchas veces, sin embargo, esta no logra capturar toda la suciedad y, de hecho, esta queda atrapada en las cerdas y aquí es donde entra en juego la bolsa de plástico que resolverá este problema tan molesto.

Solo coge una bolsa y átala en la parte donde están las cerdas de la escoba y luego iremos a barrer el suelo normalmente, veremos que la suciedad no se ha anidado en la escoba y todo habrá quedado en uno lado en orden.

Escoba - el método de la bolsa de plástico

Así, podremos coger nuestra pala y retirar todos los residuos de nuestro suelo para después lavarlo e higienizarlo. Al retirar la bolsa de la escoba veremos como esta no tendrá polvo y otras cosas dentro.

Este método ha sido utilizado por muchas amas de casa que lo están transmitiendo en los blogs ya que soluciona el problema que nos pasa a todos cuando usamos una escoba de cerdas común.