Press ESC to close

¿Por qué las amas de casa inteligentes ponen limón en la esponja del plato? cambia todo

Los beneficios del limón están bien establecidos. Su alto contenido en vitamina C y antioxidantes naturales ayudan a tener mejores defensas. Sin embargo, su uso no se limita a sus propiedades nutricionales, muchas personas utilizan este ingrediente en otros contextos porque tiene grandes beneficios. ¡Descubre este truco de limpieza gracias al uso del limón que te facilitará mucho la tarea!

¿Cómo limpiar tus platos con un limón y una esponja para platos?

Limón y un plato de esponja

pinterest-logo

Limón y bizcocho – Fuente: spm

El limón no solo es un cítrico extremadamente valioso y versátil, sino que también es un excelente antibacteriano natural.

Una esponja lavavajillas empapada en limón puede solucionar muchos inconvenientes. El primer paso es cortar ligeramente la esponja, entre la parte amarilla y la parte verde. Luego, inserte la rodaja de cítricos dentro de la incisión. Este paso es rápido y fácil.

Cada vez que se moja la esponja, el limón interviene gracias a su jugo que quitará las manchas y abrillantará la vajilla. Todo tipo de material se puede tratar con limón. En general, esta solución siempre es efectiva. Además, para aquellos que tienen la mala costumbre de  dejar los platos sucios en el fregadero  toda la noche y no lavarlos hasta el día siguiente, este truco les facilitará la limpieza.

Además de poder limpiar superficies y quitar manchas rebeldes de la vajilla, el limón deja su aroma embriagador que elimina hasta los malos olores más difíciles de combatir. Entonces, ¿por qué no usarlo como una esponja?

El limón previamente exprimido  se puede utilizar en la vajilla antes del detergente, para ayudarte a eliminar la suciedad y la grasa, luego agrega tu detergente habitual para obtener una vajilla limpia, brillante y perfumada.

Otros trucos de limpieza con limón

rodajas de limon

pinterest-logo

Rodajas de limón – Fuente: spm

El limón también se puede utilizar para pulir superficies opacas en las que no se pueden utilizar determinados productos, ya que son muy agresivos. Por ejemplo el gres o el acero del fregadero o de la vitrocerámica. Debes tener cuidado con estos materiales porque al usar ciertos químicos corres el riesgo de dañarlos y marcar manchas que nunca desaparecerán.

Además, puedes preparar una solución muy sencilla con productos que probablemente ya tengas en casa. Necesitas agua caliente, 3 cucharadas de detergente líquido y el jugo de un limón. Luego, mezcle todo para obtener una solución homogénea. Esta solución se utiliza para  limpiar estufas , fregaderos, difusores de llama y placas de cocina. Déjalo actuar unos minutos y obtendrás resultados increíbles gracias al poder higienizante e iluminador del limón.

Finalmente, puede hacer su propio detergente usando solo agua, un detergente que use con frecuencia y jugo de limón. Si lo deseas, también puedes añadir una pizca de bicarbonato de sodio que actúa sobre las manchas incrustadas más rebeldes. El bicarbonato asociado al vinagre y al limón también da resultados sorprendentes.