¿Gecos en la casa? En verano esto no es inusual. Esto es lo que los atrae y cómo alejarlos de una forma completamente natural.

Gecos en la casa

Los geckos son reptiles pequeños y fascinantes que pueden inspirar tanto asombro como miedo. Su agilidad y capacidad para disfrazarse los convierten en criaturas fascinantes. Muy a menudo podemos verlos en casas y apartamentos, donde buscan refugio y cazan presas. Sin embargo, aún queda mucho más por saber sobre su presencia en la casa y los hábitos que les llevan a compartirla con nosotros pero, sobre todo, a evitar que se conviertan en nuestros compañeros de piso.

Geckos, conócelos mejor para evitarlos

Los gecos, pertenecientes a la familia Gekkonidae, se encuentran en muchas partes del mundo. Su capacidad para adherirse a superficies verticales y trepar techos es posible gracias a las pequeñas cerdas adhesivas en sus patas. Esta característica los hace increíblemente ágiles y capaces de moverse entre las paredes y muebles de la casa con extrema facilidad. La razón principal por la que los geckos eligen nuestros hogares como refugio es para buscar comida .

Al ser depredadores de insectos, encuentran en el hogar un lugar ideal para cazar moscas, mosquitos y otros molestos insectos nocturnos. Las luces artificiales fuera de las ventanas los atraen , y la presencia de insectos hace que quedarse en el interior sea aún más tentador. Además, si la casa no se limpia adecuadamente pueden encontrar suciedad y migas de comida de las que alimentarse .

Gecos en la casa

Cuando nos enfrentamos a estos visitantes inesperados, la reacción natural puede ser ahuyentarlos o incluso eliminarlos. Sin embargo, es importante considerar que los geckos desempeñan un papel valioso en el ecosistema del hogar . Ayudan a reducir la presencia de insectos no deseados, ayudando a mantener un equilibrio natural.

Afortunadamente, existen soluciones repelentes que pueden repeler a los gecos sin dañar su salud. Veamos cómo eliminar a estos seres inofensivos sin causarles ningún daño.

Gecos en la casa, como eliminarlos de forma natural

Los olores fuertes, como el de menta, eucalipto, lavanda y cítricos, son especialmente molestos para los geckos. Rociar unas gotas de aceite esencial diluido en agua a lo largo de los puntos de entrada o áreas donde han sido detectados puede disuadirlos.

Otro paso importante es limitar el uso de luces artificiales fuera de las ventanas durante la noche . Las luces atraen a los insectos y, en consecuencia, a los geckos. El uso de lámparas con sensores de movimiento o luces más tenues puede ayudar a reducir la atracción.

No mucha gente lo sabe, pero algunas plantas repelentes , como la albahaca, la menta y el aloe vera, pueden desempeñar un papel disuasorio. Mantener estas plantas dentro de su casa o en su ventana puede disuadir a los geckos de quedarse.

Plantas repelentes

Si tiene visitas frecuentes, un paso fundamental es revisar cuidadosamente las paredes, ventanas y puertas en busca de grietas o aberturas por las que puedan entrar los geckos. Sellar estas aberturas con silicona o materiales resistentes puede reducir en gran medida las posibilidades de que encuentren un camino.

Además, al reducir la humedad en el hogar , hacemos que el ambiente sea menos atractivo para los geckos. Estas criaturas aprecian los ambientes húmedos y reducir la humedad puede desalentar su presencia.

En conclusión, la  presencia de geckos  en el hogar puede despertar diferentes emociones y oscilar entre el asombro y el miedo, pero ahora sabemos que son criaturas absolutamente inofensivas y muy útiles para controlar insectos no deseados . Intentar eliminarlos en lugar de eliminarlos puede ayudar a mantener un equilibrio ecológico en el ambiente del hogar. Al usar aceites esenciales, limitar la atracción de las luces exteriores, sellar grietas, reducir la humedad y plantar plantas repelentes, podemos alentar a los geckos a buscar refugio en otro lugar, permitiéndonos disfrutar de su preciosa presencia sin causar daños ni problemas.