Negras, rojas, pequeñas, grandes, con o sin alas, las hormigas vienen en muchas formas diferentes, pero todas tienen una cosa en común: aman tanto nuestro hogar que lo invaden y se apoderan de él. Aunque juegan un papel importante en la naturaleza, las hormigas no son bienvenidas en nuestros hogares.

Para alejar a las hormigas de nuestros hogares, es posible adoptar algunas precauciones, como una limpieza más frecuente, cerrar herméticamente los recipientes de alimentos y reparar desagües y grifos.

No obstante, si las hormigas ya están en casa , antes de recurrir a pesticidas u otros productos químicos, es posible preparar una sencilla trampa que las elimine para siempre .

Para preparar la trampa para hormigas necesitas:

  • arroz
  • botella de plástico de medio litro
  • mezclador
  • cascara de naranja y limon
  • guantes

Llene la botella de plástico con agua y jabón, luego déjela secar y llénela completamente con arroz.

Coloque la botella boca abajo en un área cercana al hormiguero. Intenta asegurar la botella con piedras.

El almidón del arroz tiene un efecto secante en el nido. Para aumentar la eficacia de la trampa, muele la cáscara de un limón o una naranja, ambos son tóxicos para las hormigas.