¡El piso de madera es uno de los pisos más hermosos que puede tener en su hogar! Sea cual sea su color, composición o tipo de madera, el parquet se caracteriza por ser cálido y acogedor, transmitiendo relajación y confort.

Sin embargo, si a veces es un lujo tenerlo en casa, ¡también es todo un reto limpiarlo a diario!

¿Cómo mantener su parquet siempre hermoso y brillante sin gastar demasiada energía?

Descubre rápidamente este pequeño truco, ecológico y económico, utilizando ingredientes naturales.

limpiar el piso

Antes de comenzar

Antes de empezar a  ver cómo dejar tu parquet como nuevo en unos sencillos pasos , hay ciertos parámetros a los que debes prestar atención en el día a día. Estos son buenos reflejos a tomar para que tu suelo no termine degradándose con el tiempo.

En primer lugar, es recomendable limpiar el polvo todos los días. De hecho, este último es continuamente absorbido por la madera y podría empañarla fácilmente haciéndola perder su brillo habitual.

Cierto es que no es tan sencillo, pero trata de evitar en la medida de lo posible que se te caigan al suelo alimentos y especialmente bebidas (sobre todo dulces como refrescos o zumos de frutas). De lo contrario, si esto sucede, elimine la mancha inmediatamente sin esperar a que penetre en el piso.

Por último, aunque es una costumbre que no todo el mundo tiene, sería recomendable caminar por el suelo sin zapatos para no rayarlo.

Para limpiar el parquet

Ahora  veamos cómo limpiar eficazmente el suelo de parquet sin miedo a dañarlo .

Nos gustaría señalar que el parquet no se debe lavar todos los días: lo más importante es sobre todo mantenerlo limpio y desempolvado como ya hemos comentado. La madera absorbe agua, por lo que no se recomienda rociar agua sobre el suelo todos los días.

No olvide que la madera es un material noble y delicado, que debe tratarse con sumo cuidado. Para eliminar la suciedad, la aspiradora es siempre la herramienta más recomendada. Se puede combinar con una mopa de microfibra ligeramente humedecida. Si quieres deshacerte de las manchas difíciles, olvídate de los clásicos detergentes que se venden en el mercado. Dar preferencia a los productos naturales. Atención: el suelo de madera no debe fregarse intensamente, ¡corre el riesgo de dañar su capa protectora!

Para limpiar adecuadamente su parquet, le recomendamos que prepare un detergente natural delicado y funcional que, además, ¡perfumará toda la casa!

Ingredientes

  • 1 cucharada de jabón de Marsella
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • Agua

La ventaja del jabón de Marsella es que se puede utilizar en suelos de madera sin que se empape en agua. Tanto un limpiador como un detergente natural, este producto no contiene agentes nocivos y, por lo tanto, no atacará la superficie. Asimismo, como detergente 100% natural, el bicarbonato de sodio es un excelente aliado para eliminar manchas de moho o suciedad que se hayan incrustado en el piso. Este polvo blanco biodegradable limpiará eficazmente todas las partes del parquet sin dañar la madera.

Preparación

parquet limpio

Ponga el bicarbonato de sodio en un recipiente y agregue el jabón de Marsella.

Poco a poco agregue agua caliente y cree una mezcla compacta y espumosa.

Llena el balde con agua y vierte aproximadamente 2 cucharadas de la lejía que preparaste. ¡Estarás encantado con el resultado!

Te aconsejamos cambiar el cubo en cuanto notes que el agua se está ensuciando, para no perder la eficacia del lavado.

zumo de limón

Para pulir parquet

Lo mejor para el final: lo que realmente nos interesa durante la limpieza del parquet, es esperar un resultado consecuente. ¡Al final, solo esperamos que nuestro piso de madera  esté tan brillante como si fuera nuevo!

Por eso, para pulirlo a la perfección, te recomendamos dos ingredientes naturales que seguro que ya tienes en casa: aceite de oliva y zumo de limón ¡Este potente dúo pulirá tu parquet en unos minutos!

Prepara la mezcla con 100 ml de aceite de oliva y 2 cucharaditas de jugo de limón. Agregue esta solución al balde para pulir todo.

Precaución

Se le recuerda que siempre consulte las instrucciones del piso y que primero pruebe estos remedios en un área apartada para asegurarse de no dañar las superficies.