La sal es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina, especialmente por su capacidad para realzar el sabor de nuestras comidas. Pero no es solo un contenido para agregar a nuestros platos favoritos, ya que parece tener varios otros usos. Echemos un vistazo más de cerca a ellos.

Más allá de un simple condimento, la sal ofrece usos particularmente prácticos para cocinar y que merecen atención. Éstos son algunos de los usos más notables.

1. Reutiliza una esponja vieja

esponja vieja

Limpieza de una esponja – Fuente: spm

Con sal es posible revivir una esponja que parece estar al final de su vida. Para evitar tirarlo y ahorrar dinero, disuelva ¼ de taza de sal en 1 litro de agua caliente y remoje la esponja usada toda la noche. Además, estará desinfectado y libre de gérmenes y bacterias.

2. Elimina los malos olores

malos olores

Elimina los malos olores – Fuente: spm

La sal se puede utilizar perfectamente para desodorizar las tuberías del fregadero de tu cocina. Para aprovecharlo y eliminar el mal olor, vierte una dosis de sal a razón de media taza en el fregadero y luego un poco de agua caliente para una circulación óptima. La sal también se usa para desatascar el fregadero.

3. Limpiar y desengrasar restos de comida

platos

Vajilla – Fuente: spm

Para limpiar los residuos incrustados en ollas y sartenes, vierta sal en las áreas en cuestión con una pequeña dosis de agua. Después de unos momentos, enjuague con agua limpia para eliminar la suciedad  y luego limpie el objeto con papel de periódico.

4. Elimina las manchas de café

manchas de café

Manchas de café – Fuente: spm

Después de beberlo, el café puede dejar manchas dentro de la taza. Para eliminarlos, vierte un poco de sal en la taza y frótala con una esponja.

5. Vasos limpios

vidrio

Limpiar vasos – Fuente: spm

Para  eliminar la cal de los vasos  incluso después de lavarlos, sumérjalos en una solución de sal y vinagre durante la noche. Al día siguiente, tus gafas estarán como nuevas.

6. Protege tus superficies de vidrio de la congelación

congelar

Gel – Fuente: spm

Para los días helados de invierno, use la sal en las superficies de vidrio para mantenerlas libres de escarcha. Después de lavar las ventanas como de costumbre, rocíe agua salada sobre las superficies en cuestión y déjelas secar.

7. Facilita la limpieza del horno 

limpiar el horno

Limpieza del horno – Fuente: spm

El horno se ensucia rápidamente, pero puede hacerlo más fácil rociando sal sobre los restos de comida horneados. Haz esto mientras esos depósitos de suciedad todavía están calientes.  Una vez que el horno se haya enfriado, se sorprenderá de la facilidad con la que puede eliminar la suciedad.

8. Elimina el olor a cebolla de las manos

olor a cebolla

Rebanar Cebolla – Fuente: spm

La cebolla deja un olor particularmente fuerte en las manos. Frote sus dedos con una mezcla de sal y vinagre blanco para eliminar el olor.

9. Aclarar telas amarillentas

telas amarillentas

Pantalones amarillentos – Fuente: spm

Para cualquier tela propensa a amarillear, simplemente sumerja las prendas en una solución de sal hirviendo y bicarbonato de sodio. Un gran truco para blanquear.

10. Limpie las tablas de cortar

tabla de cortar

Tabla de cortar – Fuente: spm

Para tablas mucho más limpias, lávalas con agua y jabón y luego frótalas con un trozo de limón empapado en sal. Si las manchas son más rebeldes, puedes repetir la operación hasta que desaparezcan.

11. Limpiar el latón

latón

Latón deslustrado – Fuente: spm

Para sus objetos de latón, frote con una pasta compuesta de partes iguales de sal, harina y vinagre. Después de una hora, pule el objeto con un paño suave.

12. Enjuague bucal

enjuague bucal

Colutorio – Fuente: spm

Para endulzar tu aliento, mezcla partes iguales de sal y bicarbonato de sodio. También puedes  hacer tu propio enjuague bucal natural.

13. Elimina los restos de vino

mancha de nacimiento

Mancha de vino tinto – Fuente: spm

Si has tenido la desgracia de derramar vino sobre tu alfombra,  pasa inmediatamente una esponja sobre la mancha  y luego cúbrela con sal para que se absorba el exceso de vino. Después de enjuagar con agua fría, frote la superficie en cuestión con un detergente y luego limpie con un paño absorbente.

14. Facilita la limpieza del frigorífico

limpieza de nevera

Limpieza de frigoríficos – Fuente: spm

La sal bien utilizada no tiene por qué avergonzarse de la panoplia de productos de limpieza. Para ello, simplemente vierta agua salada sobre una esponja y aplíquela sobre las superficies del frigorífico a limpiar.

15. Prueba la frescura del huevo

frescura del huevo

Probando si un huevo está fresco – Fuente: spm

Coloca un huevo en una taza de agua en la que hayas diluido dos cucharaditas de sal. Si el huevo está fresco, se hundirá. Si no es así, flotará.