Press ESC to close

Aquí se explica cómo quitar fácilmente una mancha de lejía de la ropa

Si hay algo que tememos cuando lavamos la ropa o hacemos las tareas del hogar, es dañar la ropa con lejía. Desafortunadamente, este incidente puede ocurrir de forma inesperada y causar daños irreversibles a ciertos tejidos. ¡Descubre algunos consejos que te permitirán salvar tu ropa!

Las manchas de lejía son sin duda las más difíciles de eliminar. Cuando una tela entra en contacto con este producto, el material colorante puede desvanecerse y provocar un cambio de color en parte de la prenda. Sin embargo, es esencial reaccionar rápidamente, ¡porque estas manchas se vuelven permanentes en poco tiempo!

Entonces, ¿cómo se neutralizan las manchas de lejía?

Es habitual encontrar manchas de lejía en la ropa,  tapizados  u otros tejidos. Es posible mitigarlos adoptando algunos métodos en prioridad:

– Usa amoníaco para quitar las manchas de lejía

manchas de lejía

Mancha de lejía – Fuente: spm

El uso de amoníaco es muy efectivo en tejidos de algodón o lana, pero solo si reaccionas a tiempo. El uso de este producto permitirá que la lejía sea absorbida por los tejidos y evitará su decoloración. Solo tienes que utilizar un paño absorbente que empaparás con este producto y luego frotar la zona afectada por la lejía. Dejar actuar unos minutos y luego colocar la ropa en la lavadora.

Precaución: el amoníaco puede causar quemaduras en la piel y los ojos. Use guantes y máscaras antes de usarlo.

– Pasta de bicarbonato de sodio para neutralizar la lejía

camiseta para hornear

Bicarbonato de sodio – Fuente: spm

Se recomienda encarecidamente este método para eliminar las manchas más difíciles, como las manchas de vino, las manchas de tinta o las manchas de grasa. Para una mayor eficacia sobre los restos de lejía, comienza por enjuagar tu tejido en un recipiente con agua fría. Esto permitirá que la tela elimine el exceso de lejía y debilite su concentración. Luego, mezcle  una taza de bicarbonato de sodio  con un poco de agua para formar una pasta. Aplicar la mezcla directamente sobre la zona afectada por el producto y dejar secar. Con un cepillo de cerdas suaves, puedes frotar suavemente la mancha para reducirla.

– Agua oxigenada para reducir los restos de lejía

rastros de lejía

Rastro de lejía – Fuente: spm

Esta solución puede funcionar eficazmente contra las manchas de lejía y es adecuada para tejidos de lana, lino, mezclilla y algodón. Simplemente use un paño empapado en peróxido de hidrógeno antes de frotar el área afectada por la lejía. Luego enjuague su textil con agua antes de dejarlo secar al aire. Es recomendable poner la ropa en la lavadora para un mejor resultado.

Precaución: nunca se debe usar vinagre blanco para neutralizar la lejía. Esta combinación puede producir cloro gaseoso muy tóxico.

Si a pesar de tus intentos, la mancha sigue presente, no te quedará más remedio que teñir la tela.

¿Cómo devolver el color a una prenda afectada por la lejía?

Una vez que se neutraliza la mancha de lejía, puede restaurar el color de sus telas adoptando los siguientes métodos:

– Use marcador de tela en las manchas de lejía

marcador de tela

Marcador de tela – Fuente: spm

Los marcadores de tela están disponibles en el mercado en varios tonos de color. Muy práctico para rellenar pequeñas manchas, los lápices textiles o rotuladores textiles se pueden utilizar sobre cualquier tejido. Incluso puedes usarlo en zapatos o tapicería. El único inconveniente es que puede terminar con  un tono de color ligeramente diferente  Si sabes manejar el pincel, sabrás integrar y mezclar diferentes colores.

– Optar por tinte de tela para ocultar las manchas de lejía

tinte para Tela

Tinte de tela – Fuente: spm

Esta es probablemente la solución ideal para eliminar grandes manchas de lejía. La ventaja de esta solución es que se adapta perfectamente a todo tipo de tejidos. Incluso es posible usarlo para darle una segunda vida a tu ropa vieja o cambiar el color de una camisa o pantalón. La pintura en aerosol también es una forma divertida de cubrir las manchas de lejía. La idea es combinar diferentes colores con toques. Una buena forma de dar rienda suelta a tu creatividad y crear prendas a la última.

Aunque son difíciles de quitar, las manchas de lejía se pueden reducir u ocultar siguiendo estos pocos consejos. ¡Es mucho más fácil cuando tienes una mente creativa para crear patrones, usar cuentas o broches mientras le das estilo a la ropa manchada!