Los productos desengrasantes son imprescindibles para llevar a cabo una buena limpieza tanto en la cocina como en otras estancias de la casa. Si bien lavar con agua jabonosa a veces puede ser suficiente, algunas manchas pueden ser particularmente difíciles y requieren el uso de productos más efectivos. Estos son algunos ingredientes naturales a tu alcance que no contienen químicos nocivos para la salud y el medio ambiente.

Aunque hay muchos productos desengrasantes disponibles en el mercado, es mejor hacer uno propio. Esta opción es aún más económica y le permite protegerse de sustancias químicas agresivas. Sin olvidar que los desengrasantes caseros también cumplen la función de desinfectar y eliminar gérmenes y bacterias.

¡No dudes en probar el siguiente desengrasante casero!

Desengrasante casero efectivo

La grasa es particularmente difícil de eliminar y, a veces, persiste incluso después de varias limpiezas. La cocina está preocupada por este inconveniente,  ya que los residuos de grasa pueden acumularse en la superficie de trabajo o  impactar en los utensilios que se vuelven difíciles de limpiar . Aquí hay una receta de desengrasante casero fácil de preparar. Para hacer esto necesitarás:

  • Jugo de 5 a 6 limones
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de detergente neutro como lavavajillas líquido o jabón líquido de Marsella
  • 1 taza de alcohol casero

En un recipiente, mezcle el jugo de limón, el detergente, el alcohol y el bicarbonato de sodio. Transfiera la solución a una botella de spray. Por lo tanto, su preparación está lista para usar.

¿Cómo utilizar este producto desengrasante?

Además de desgrasar  los utensilios de cocina y todas las superficies de esta estancia que se ensucian rápidamente , este limpiador desengrasante también ayuda a erradicar y desinfectar todas las estancias de la casa. Basta con pulverizar este líquido sobre todos los elementos del baño incluidos los sanitarios para desinfectarlos, sobre el suelo para que brille o sobre las superficies de cristal de la casa como limpiar las ventanas y dejarlas relucientes. Sin duda es un producto de mantenimiento polivalente, económico y por tanto imprescindible tener a mano.

¿Por qué estos ingredientes?

Empecemos por la estrella de los productos de limpieza y que no es otra que el  bicarbonato de sodio o bicarbonato de sodio . Al igual que los cristales de soda, este polvo blanco multiusos se puede utilizar para desengrasar, desincrustar, desinfectar, restregar, blanquear y dar brillo a todas las superficies afectadas por la grasa y la suciedad. Es un excelente producto de limpieza para tener siempre en casa y endiabladamente efectivo para el mantenimiento de la casa.

El limón es el cítrico más saludable. Pero resulta que tiene otros usos y tiene varios hilos en su arco, incluido  ser un limpiador muy efectivo . Y por una buena razón, su ácido cítrico, como el vinagre blanco, le otorga el papel de desinfectante, desincrustante, quitamanchas y desodorante. Puedes contar con la eficacia de este  superpoderoso cítrico en la limpieza del hogar que, además, deja un suave  y sutil aroma en todas las superficies.

El alcohol de uso doméstico tiene la particularidad de ser ultraeficiente y puede utilizarse como desinfectante, desengrasante, quitamanchas. Con reputación de ser versátil, este producto se utiliza para limpiar varias superficies, a saber, espejos, acero inoxidable, azulejos, plástico e incluso telas. Sin embargo, debido a su naturaleza altamente inflamable, este producto debe usarse con precaución y lejos de las llamas. Al usarlo, es importante ventilar la habitación y cerrar bien la tapa de la botella para evitar que el producto se evapore.