Esta es la forma más efectiva de evitar que se forme condensación en el vidrio: nunca volverá. Veamos juntos cómo hacerlo.

La llegada de las estaciones más frías trae consigo un problema muy habitual: la formación de condensación en el cristal . Es una formación más que normal de un finísimo velo acuoso que se crea sobre los cristales de las ventanas de la casa. La causa radica principalmente en el cambio brusco de temperatura, es decir, cuando hace mucho frío por fuera y mucho calor por dentro. También podemos notar el mismo fenómeno cuando simplemente sacamos una botella de agua fresca del refrigerador: el cambio repentino de temperatura crea condensación en toda la botella. Además de ser el resultado de un cambio brusco de temperatura, también puede ser una señal de mala ventilación en el ambiente circundante.

No es solo un pequeño problema molesto, su presencia puede generar moho y suciedad . De hecho, el moho prolifera en ambientes que están frecuentemente en contacto con el agua y por lo tanto en ambientes muy húmedos. La condensación crea mucha humedad. Entonces, en consecuencia, podemos entender cuán importante es prevenir su formación para mantener alejados los hongos de moho potencialmente dañinos. Existe un método realmente simple y efectivo que te permite eliminar este problema , veámoslo juntos.

El método perfecto para evitar la formación de condensación en nuestro cristal

Evitar la formación de condensación significa también evitar la formación de moho en los marcos de nuestras ventanas. Este es un pequeño problema que surge principalmente en invierno, cuando el choque térmico se vuelve más constante. Si el invierno es una estación que trae consigo tanta belleza y buenas sensaciones, también es una época del año que crea algo más de incomodidad en el día a día. Afortunadamente para este pequeño problema existe una solución perfecta y muy sencilla: con este método puedes despedirte del problema de la condensación.

Condensación en las ventanas de la casa

Hay muchas soluciones y solo tienes que elegir la que mejor se adapta a tus necesidades. La primera solución es colocar un deshumidificador en la zona infractora de la casa, la más sujeta a humedad y condensación. El deshumidificador funciona aspirando el aire a través del ventilador y rechazándolo al ambiente deshumidificado. Una excelente herramienta que en poco tiempo hará que sus ventanas estén completamente libres de condensación. En general, te permite mantener la habitación en un nivel de humedad recomendado, es decir, entre 40 y 50%.

Problemas de humedad, ventana con condensación

Algunas estancias de la casa son más propensas a este problema, a saber, la cocina y el baño . Entre el vapor que se escapa de la comida hirviendo en la olla, el agua caliente durante la ducha, etc., la humedad está a la vuelta de la esquina. En estos casos, lo fundamental es aislar estas estancias del resto de la casa para evitar la propagación del vapor a otras estancias. También es importante ventilar el baño y la cocina abriendo la ventana y aguantando un poco el frío. Una última precaución es no secar la ropa lavada en la lavadora directamente dentro de la casa: los radiadores encendidos y el agua que se evapora de la ropa sin duda provocan mucha humedad.