La sal de Epsom, también llamada sulfato de magnesio, es un producto natural que se presenta en forma de polvo blanco, compuesto de cristales blancos. Además de sus beneficios para relajar los músculos, también es beneficioso para el jardín. Descubre los beneficios de esparcir sal de Epsom en tu jardín.

Gracias a su alto contenido en magnesio, la sal de Epsom es muy beneficiosa para las plantas. Utilizado en el jardín, pero también en la huerta, te permite cuidar tus plantas y mantenerlas sanas.

¿Cuál es el beneficio de usar sal de Epsom en el jardín?

La sal de Epsom no solo es beneficiosa para las plantas del jardín, sino también para las del huerto.

sal de epsom para plantas

Sal de Epsom para plantas. fuente: spm

  • Sal de Epsom para mejorar la absorción de nutrientes

El sulfato de magnesio mejora la capacidad de las células  para absorber minerales del suelo que son beneficiosos  para su correcto crecimiento, como el nitrógeno, el azufre o el fósforo. Este nutriente natural también ayuda a las plantas a absorber mejor la clorofila, un pigmento vegetal que forma las plantas  y les permite captar mejor la luz.  Y eso no es todo. La sal de Epsom también ayuda a fortalecer las raíces de las plantas  y acelerar su regeneración.  Las plantas se vuelven así más fuertes y vigorosas. También puede usar la sal de Epsom como fertilizante natural, especialmente en suelos bajos en azufre y magnesio. Para ello, basta con regar en cada parcela de 10m 2, una taza de este producto natural. Remueve bien la tierra antes de plantar o sembrar tus plantas. Al entrar en contacto con el agua, la sal de Epsom libera sulfato y magnesio  que luego serán absorbidos por las plantas.

  • Sal de Epsom contra parásitos

La sal de Epsom es una alternativa natural  para combatir las plagas que atacan a tus plantas,  sin utilizar pesticidas químicos. Para repeler gasterópodos como babosas y caracoles, simplemente espolvorea un poco de sal de Epsom alrededor de la base de tus plantas. Los cristales de sulfato de magnesio en la sal de Epsom irritan los cuerpos de las plagas que atacan a tus plantas. Para eliminar las plagas de insectos,  puede diluir la sal de Epsom en agua y rociar su solución sobre el follaje de las plantas infestadas.

Caracol en el follaje de una planta

Caracol en el follaje de una planta. fuente: spm

  • Sal de Epsom para mejorar la germinación de semillas.

Se sabe que la sal de Epsom promueve la germinación de semillas. Fortalece las paredes celulares y les proporciona suficiente energía para el crecimiento. Las plantas jóvenes se vuelven así más numerosas y resistentes. Además de esto, durante el proceso de germinación, las semillas pierden azufre. El uso de sal de Epsom  compensará las pérdidas. Para ello, diluye una cucharada de sal de Epsom en 4 litros de agua  y utiliza esta solución para regar tus plántulas.  También puede agregar una cucharada de sal de Epsom en el fondo de cada hoyo de semilla.

Este truco se puede usar una vez al mes en plántulas,  durante el período de crecimiento.

Herramientas de jardinería

Herramientas de jardinería. fuente: spm

  • Sal de Epsom para mejorar el sabor de frutas y verduras

La sal de Epsom hace que la fruta sea más dulce al aumentar el nivel de clorofila presente en las células de los árboles frutales.

Para ello, diluya una cucharada en 4 litros de agua y aplique esta solución a las raíces de árboles frutales, pero también de vid o nogales, todos los meses,  durante el período de crecimiento vegetativo.

Cuando se trata de verduras, la sal de Epsom  es especialmente beneficiosa para los tomates y los pimientos.  Dado que los tomates a menudo sufren de deficiencia de magnesio y calcio, se recomienda  alimentarlos con sal de Epsom más que con otras plantas. Para ello, simplemente riégalas con una solución de agua y sal de Epsom cada dos semanas. Esto le dará  tomates más sabrosos.  Lo mismo ocurre con los pimientos que necesitan ser alimentados con sal de Epsom cada dos semanas para obtener  una mayor cosecha.

Dicho esto, la sal de Epsom es un aliado para tus plantas de jardín y huerto. Además de alimentarlos y enriquecer el suelo con magnesio y sulfato, elimina insectos parásitos y obtiene una cosecha de mejor calidad.