Poner papel de aluminio en tus zapatos todas las noches produce un resultado sorprendente. Aquí está cuál.

Una de las prendas de las que no podemos prescindir y de las que difícilmente saldremos a la calle salvo que estemos en la playa son los zapatos que protegen nuestros pies y nos ayudan a caminar más rápido.

Aunque en casa muchos suelen utilizar calcetines antideslizantes en lugar de zapatillas o patines para no dañar el suelo, sobre todo si es de parquet, otros utilizan zapatos.

Papel de aluminio: por eso es útil en los zapatos

Sería higiénico quitarlos a la entrada de casa para no traer toda la suciedad de fuera a las habitaciones, pero a veces no nos importa o simplemente tenemos que sacar algo de una habitación y luego volver a salir.

La elección del calzado a comprar es muy importante, ya que todo el peso de nuestro cuerpo descansa sobre los pies y por tanto tener un calzado incómodo también hace que no caminemos perfectamente.

Por eso, cada uno de nosotros llega a conocer su propio cuerpo y pie y por ello decide qué zapato comprar en función no sólo del modelo y lo atractivo del diseño sino también de la comodidad y la adherencia.

Papel de aluminio: he aquí por qué usarlo en los zapatos

Sin embargo, muchas veces encontramos zapatos baratos y atractivos y los compramos probándonos rápido o comprándolos incluso porque teníamos un par similar y por eso vamos con los ojos cerrados.

A veces, sin embargo, nos encontramos con zapatos apretados y ya no podemos devolverlos para cambiarlos y, por lo tanto, tenemos que encontrar una solución para recibirlos sin tener que revenderlos o incluso tirarlos.

¿Qué sucede cuando se inserta en el calzado?

Uno de los métodos que utilizan las amas de casa, debido a los secretos revelados por sus abuelas , es el de dejar reposar papel de aluminio dentro de los zapatos por la noche para que se expandan.

En primer lugar, debe tener papel de aluminio con usted y enrollarlo en una forma que pueda caber dentro de su zapato. Posteriormente sumerja las láminas en un poco de alcohol y luego introdúzcalas dentro del zapato.

Debemos tener cuidado de no estropear los zapatos con el alcohol y por tanto, antes de continuar, asegurarnos de que esto no estropee por completo nuestros zapatos, de lo contrario nos veríamos obligados a tirarlos.

Papel de aluminio: he aquí por qué usarlo en los zapatos

Una vez hecho esto, dejaremos el papel de aluminio impregnado de alcohol dentro de nuestros zapatos toda la noche y si es necesario, durante un día entero y veremos como la evaporación del alcohol agrandará nuestros zapatos.

Una vez puestos, para asegurar que se adhieran a nuestro pie, se recomienda caminar por la casa y hacer las tareas del hogar durante al menos 30 minutos al día para que los zapatos tomen la forma deseada.

Con este método podremos recuperar los zapatos que nos quedan apretados sin tener que recurrir a apps de venta para poder ganar algo o tirarlos a la basura.

Verás que con un poco de papel de aluminio se ajustan perfectamente y no tendrás problemas para caminar.