Baste decir que la lista de suavizantes, productos que prometen un lino impecable, una blancura deslumbrante y un tacto satinado, sigue creciendo sin llegar a ser un verdadero éxito.

Y si es suficiente incorporar un simple ingrediente, que esté en tus cajones para cumplir todas estas promesas. Seguro que lo habrás adivinado, hablamos del famoso y milagroso vinagre blanco que ha vuelto a demostrar que es el must have de todos los hogares.

Mucho más económico que los productos que se encuentran en el mercado y sobre todo natural, descubre en este artículo por qué el vinagre blanco es el aliado perfecto para tu colada pero también para tu lavadora.

1- UN DESINFECTANTE NATURAL

El vinagre blanco es el enemigo jurado de los gérmenes. Es un sustituto perfecto de la lejía para desinfectar la ropa. Pequeña ventaja, huele mucho menos fuerte y no hay riesgo de dañar tu pieza favorita.

2- SUAVIZA LA ROPA

La sensación de nuestra ropa limpia, suave y con un olor divino es uno de los pequeños placeres de la vida cotidiana que levanta la moral y nos permite comenzar el día con una nota positiva.

Para ello, simplemente añade 250ml de vinagre blanco a la cubeta de aclarado y ya no tendrás que preocuparte por un detergente áspero.

3- DEVUELVE EL BRILLO AL BLANCO

Para devolverle el brillo a tu ropa blanca y quitarle los tonos amarillentos, es recomendable hervir 1L de agua con 250ml de vinagre, remojar las piezas durante la noche antes de meterlas en la lavadora.

4- ELIMINA LAS MANCHAS FEAS

Para una mancha fresca, puede ser útil tener una botella de spray de vinagre blanco a mano. Simplemente tendrás que remojar la mancha antes de lavarla.
El truco consiste en agregar un poco de jugo de limón al vinagre blanco para obtener mejores resultados.

5- CONSERVA LOS COLORES

Con los lavados los colores de nuestra ropa tienden a desvanecerse paulatinamente. Sin embargo, agregar vinagre blanco a la lavadora puede cambiarlo todo. No solo puede proteger los colores, sino que también puede devolverles la vida.

6- DESODORIZA LA ROPA

Además de sus poderes para suavizar la ropa, restaurar el brillo y eliminar las manchas más difíciles, el vinagre blanco es un desodorante perfecto para la ropa, especialmente después de un buen entrenamiento.

7- LIMPIAR LA LAVADORA

Ya te hemos dicho que el vinagre blanco no solo es el aliado perfecto para tu colada sino también para tu lavadora porque ¡la limpia!
Y sí, 1,5 L de vinagre blanco en un ciclo de lavado vacío elimina la cal, los residuos y evita que tu lavadora desarrolle moho y malos olores.