Existe un método para tener prendas suaves y perfumadas y sin tener que plancharlas después de cada lavado. Aquí está la solución.

Todos nos cambiamos de ropa durante el día, especialmente de ropa interior y solemos acumularla dentro de un cesto a la espera de preparar la lavadora y ponerla en marcha.

Esto sucede porque muchos esperamos el momento adecuado para activar este electrodoméstico ya que gasta mucha energía y hay franjas horarias en las que es posible utilizarlo ahorrando dinero.

Lavadora: así es como tener la ropa limpia sin tener que plancharla

Cuando hemos activado nuestra lavadora solo nos queda esperar el momento en el que terminará para poder recoger nuestra colada y tenderla para poder volver a ponerla una vez seca.

Sin embargo, muchas veces las condiciones climáticas no nos permiten tener la ropa limpia de inmediato y por ello tenemos que recurrir a algunos métodos para que se seque rápidamente o tenemos que usar la secadora.

Suele ocurrir que cuando no disponemos de este electrodoméstico, secamos la ropa en casa y esto podría traer humedad tanto a nuestras habitaciones como a nuestra ropa y por tanto podría adquirir un olor desagradable.

Lavadora: cómo tener paños limpios y sin plancha

Por eso, también estamos tratando de encontrar una solución para el secado en casa y muchos métodos implican el uso de un deshumidificador debajo del tendedero o un paño, generalmente una sábana, que envuelve nuestra ropa.

Además, una vez seco, tendremos que lidiar con las arrugas y en particular tendremos que planchar algunas prendas que están arrugadas y no se pueden usar de esta manera.

Pero no todo el mundo sabe que existen métodos para conseguir que nuestra ropa, una vez metida en la lavadora, pueda quedar muy blanca y además pueda evitar ser planchada y para obtener este resultado necesitamos dos ingredientes.

El método

Primero llenamos el tambor de la lavadora con nuestra ropa, y luego vamos a poner el suavizante y el detergente. En este compartimento añadiremos una cucharadita de azúcar.

El azúcar tenderá a no amontonar la ropa y a conseguir que los pliegues sean mucho menores y en el caso de las cortinas veremos como estas tampoco se pueden planchar y estarán listas para volver a colocarse en las ventanas.

Además, para tener la ropa muy blanca , basta con introducir una aspirina dentro de la lavadora colocándola sobre la ropa, que gracias a su acción tenderá a quitar todo el amarilleo de nuestra ropa.

Lavadora: cómo tener paños limpios y sin plancha

También podemos insertar aceites esenciales que le darán un olor típico a nuestra ropa o gotas de limón que además desinfectarán todo de forma natural y económica.

Con este método habremos solucionado los grandes problemas que surgen cuando usamos la lavadora y si en su lugar utilizamos bicarbonato , también podremos despedirnos de las manchas que pueden surgir por la caliza, ya que este ingrediente desincrusta nuestra maquinaria.

Solo tienes que experimentar con estos métodos para tener tu ropa limpia y fragante y muy blanca en todas las estaciones sin tener que perder tiempo con la plancha .