Cuando hay rejillas sucias dentro del horno, es una verdadera molestia. No es tan fácil como parece, de hecho, tienes que poner en práctica un sencillo truco que las dejará relucientes y limpias: veamos cómo higienizarlas sin problemas. 

El horno es una verdadera comodidad para cada uno de nosotros, nos permite cocinar deliciosos platos, ya que cocinar con este electrodoméstico siempre es sabroso y ligero al mismo tiempo. Sin embargo, la mayoría de las veces,  las rejillas del horno se ensucian y forman costras con el tiempo.

Precisamente por eso, es necesario poner en práctica un sistema para limpiarlos e higienizarlos de forma eficaz. Hay un truco de esponja que resolverá este problema simple y común : veamos cómo.

Parrillas sucias e incrustadas: cómo limpiarlas

Las parrillas del horno se ensucian y se incrustan fácilmente, ya que cuando preparas los platos dentro de este electrodoméstico, sufres toda la suciedad y los líquidos que sueltan los alimentos. Con el tiempo, se pueden acumular varias incrustaciones y es necesario eliminarlas de inmediato , de lo contrario, podría ser un verdadero desafío eliminarlas de forma permanente.

Pero, ¿cómo podemos hacerlos? No hay problema, existe un sencillo remedio que te ayudará a limpiarlas en profundidad y dejarlas más brillantes que cuando las compraste. Además, le llevará muy poco tiempo, de hecho, el procedimiento es simple y práctico : veamos cómo hacerlo.

limpiar la parrilla

Rejillas limpias y relucientes: el procedimiento

Limpiar las rejillas del horno sucias e incrustadas no es tan fácil como parece. Hay que cuidar cada pequeño detalle porque miles de gérmenes y bacterias pueden verse socavados por las incrustaciones y suciedad que se encuentran en el interior del horno.

Precisamente por ello se recomienda limpiar el horno cada vez que lo utilicemos. Como bien sabes, las rejillas del horno siempre están sujetas a la suciedad, pero ¿cómo podemos dejarlas limpias y brillantes ? Existe un truco infalible del que ya no podrás prescindir. 

Este es el  remedio de la esponja de limón . El procedimiento es realmente muy simple, además, también te llevará poco tiempo. Necesitarás tres ingredientes: bicarbonato de sodio, vinagre blanco y limón.

parrillas sucias
 

Primero, toma un recipiente y vierte 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, una taza de vinagre blanco y el jugo de medio limón. A continuación, mezcla y sumerge la esponja en este fantástico compuesto natural que has creado. Por último, pasa la esponja por las parrillas sucias e incrustadas del horno.

Notarás que volverán a brillar desde la primera pasada, obviamente si no estás conforme con el resultado repite el procedimiento varias veces. Este remedio es realmente útil, natural, efectivo y práctico. Ya no tienes que gastar todo ese dinero en los productos químicos habituales, pero puedes aprovechar este sencillo método.