Press ESC to close

Olvídate de los productos químicos, el fregadero quedará limpio como nuevo gracias a este producto natural

Sin un mantenimiento regular, el fregadero de la cocina puede obstruirse. Residuos de alimentos, manchas de grasa se acumulan en la superficie y provocan malos olores. Además, si es de acero inoxidable, el fregadero puede perder el brillo con el tiempo. Afortunadamente, existen soluciones a base de ingredientes naturales que pueden devolverle el brillo.

Fregadero con manchas de suciedad

pinterest-logo

Fregadero con manchas de suciedad. fuente: spm

Manchas de grasa, restos de comida, piedra caliza… Es probable que la suciedad se acumule rápidamente en el fregadero de la cocina y, por lo tanto, afecte su lustre y brillo. No es necesario recurrir a productos de limpieza químicos agresivos, existen tips caseros elaborados con ingredientes naturales para  que tu fregadero vuelva a brillar . Entre otras cosas, el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco serán tus aliados para esta peligrosa tarea.

¿Cómo limpiar un fregadero de acero inoxidable con bicarbonato de sodio y vinagre blanco?

Si esta solución resulta eficaz es principalmente gracias a las propiedades de los ingredientes básicos. El bicarbonato, por su acción abrasiva, consigue eliminar todas las manchas, incluso las más rebeldes. En cuanto al vinagre blanco, es conocido por sus propiedades desincrustantes y antical. Como proceder ? Nada es más fácil. Primero, rocíe  el bicarbonato de sodio sobre el fregadero de la cocina . Luego, vierte vinagre blanco diluido con agua en una botella con atomizador. Rocíe el fregadero y déjelo actuar. Notarás que se produce una reacción química que permite limpiar tu fregadero y eliminar todas las manchas de grasa y cal. Frote con cuidado y luego enjuague. También puedes aplicar este truco a tu licuadora.

Fregadero de acero inoxidable limpio

pinterest-logo

Fregadero de acero inoxidable limpio. fuente: spm

Para pulir, puede usar aceite de bebé común. Le da al fregadero todo su brillo y brillo. Remoje una toalla con una cucharadita de este aceite, luego limpie bien el fregadero. ¡El resultado es un fregadero completamente limpio y reluciente!

Otros consejos para limpiar el fregadero de tu cocina (acero inoxidable o porcelana)

Si bien la combinación de vinagre blanco y bicarbonato de sodio es efectiva, existen otros ingredientes que pueden limpiar el fregadero y restaurar su brillo.

  • Sal y jugo de limón para limpiar tu fregadero

La sal tiene un fuerte poder antical  y es un desengrasante que además ayuda a eliminar las manchas de cal de tu fregadero. Para ello, espolvorea unas pizcas de sal sobre la superficie de tu fregadero. Luego vierta su jugo de limón obtenido de medio limón o más si es necesario. Dejar actuar durante 5 minutos y luego frotar el fregadero con medio limón. Así, el ácido cítrico reduce las manchas de grasa mientras que la sal ayuda en el proceso de fregado.

sal y limon

pinterest-logo

Sal y limón. fuente: spm

  • Harina para un fregadero brillante

Puede que no lo sepas, pero la harina es una excelente manera de limpiar las superficies de acero inoxidable. Primero, comience por deshacerse de cualquier mancha de suciedad con agua tibia y un paño sin pelusa. Una vez que las manchas de grasa hayan desaparecido, seque el fregadero y luego espolvoree una pizca de harina uniformemente sobre toda la superficie. Asegúrese de aplicarlo principalmente en las esquinas del fregadero. Después de cubrir completamente toda la superficie, tome un paño de microfibra y comience a pulir con movimientos circulares lentos. De esta forma, tu fregadero quedará reluciente.

  • El limpiacristales para un lavabo reluciente

Las huellas dactilares pueden ser difíciles de eliminar. Los limpiacristales pueden librarte de este inconveniente. De hecho, después de limpiar su fregadero, rocíe limpiacristales en un paño de microfibra y limpie las huellas dactilares con movimientos circulares.

Estos trucos caseros pueden ayudarte a limpiar el fregadero de tu cocina. En solo unos pocos pasos, restaure el brillo y el brillo de su fregadero de cocina.