¡Tan pronto como las cucarachas invaden tu hogar, es pánico! Además de ser molestos a diario, estos insectos dañinos pueden transportar muchas bacterias. Afortunadamente, un truco de abuela simple y natural ayuda a mantenerlos alejados rápidamente.

A estas plagas les gustan los lugares cálidos y húmedos. Se reproducen rápidamente y apuntan con la punta de la nariz en cualquier momento del día recorriendo todas las habitaciones de la casa en busca de alimento. Existen muchos insecticidas en el mercado para combatir estos insectos, pero las soluciones naturales también son efectivas, especialmente porque presentan menos riesgos para la salud y son menos tóxicas para el medio ambiente.

¿En qué consiste este truco que puede eliminar las cucarachas de la casa?

Los remedios de la abuela aparecen constantemente para facilitar el día a día de las familias. Entre estos remedios,  un truco natural elimina a las cucarachas , estas dañinas compañeras de piso. Sin embargo, antes de utilizar un remedio contra las cucarachas, es fundamental limpiar tu hogar con regularidad para eliminar las migas y los residuos de la cocina que pueden ser la primera fuente de su aparición.

– Optar por el azúcar y el bicarbonato de sodio como repelente de cucarachas

cucaracha y azucar

Cucaracha y azúcar – Fuente: spm

El azúcar es un ingrediente de cocina eficaz contra las cucarachas. Se puede utilizar tanto en el interior de casa como en terrazas y balcones. Para utilizarlo, basta con mezclar un vaso de azúcar y un vaso de bicarbonato de sodio en un recipiente. Divida todo en vasos antes de colocarlos en áreas infestadas o en áreas cálidas y húmedas de la casa. El azúcar ayudará así a atraer a estos insectos mientras que el bicarbonato de sodio, una vez ingerido, eliminará definitivamente a las cucarachas.

Otros consejos para lidiar con las cucarachas que invaden tu hogar

Se pueden utilizar soluciones alternativas  para vencer a estos insectos no deseados.  Es posible preparar repelentes caseros con ingredientes 100% naturales.

– Usa agua de chile para matar cucarachas

chile seco

Chile seco – Fuente: spm

El polvo de pimienta de cayena es un repelente natural de cucarachas. Se puede espolvorear solo en lugares frecuentados por cucarachas o mezclarlo con otros ingredientes. Para esto, mezcle 1 cucharada de pimienta de cayena, un diente de ajo y un poco de cebolla en una cacerola. Hervir todo o dejar reposar durante una hora antes de rociar el líquido en los rincones más frecuentados por las cucarachas.

– Coloque rodajas de pepino para mantener alejadas a las cucarachas

pepino

Pepino – Fuente: spm

El pepino es de hecho un excelente repelente de insectos. Es muy posible recuperar las cáscaras del pepino y colocarlas sobre papel de aluminio. Deje reposar durante la noche.  La combinación de este vegetal y el aluminio produce una reacción química que desprende un olor repulsivo para las cucarachas. También es posible disponer tiras de pepino en platos pequeños y distribuirlos en los rincones principales de la casa. Sin embargo, recuerda reemplazar regularmente las rodajas de pepino para una eficacia duradera. Este insecticida natural también repele gasterópodos, incluidos caracoles y babosas.

– Colocar plantas aromáticas para repeler cucarachas

lavanda seca

Lavanda – Fuente: spm

Ciertas plantas que tienen un efecto repelente  también pueden ayudarte a eliminar las cucarachas. Estos son principalmente lavanda y laurel. Las cucarachas odian su olor que las mantiene alejadas rápidamente. Basta con colocar algunas hojas en los rincones de la casa, en el jardín y en los alféizares de las ventanas.  Es posible aprovechar estas plantas en aceites esenciales. Sobre trozos de algodón, colocar de 5 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda o aceite esencial de eucalipto limón antes de colocarlos en los rincones frecuentados por las cucarachas, especialmente en las alacenas.

Las soluciones anticucarachas son muchas y variadas. El dulce truco elimina estas plagas de la casa. Otros métodos efectivos y naturales se pueden probar en casa. ¡Haz tu elección!