Los zapatos blancos son los que se ensucian con más facilidad. Es fácil que al poco de calzarlas ya tengan una marca o una mancha, tanto de roce con el otro zapato como contra alguna superficie sucia de la carretera.

Si tus zapatillas favoritas se manchan y no sabes cómo dejarlas como nuevas, no te preocupes, te explicamos cómo lavar unas zapatillas blancas con 2 métodos diferentes.

Zapatos muy blancos, nada más que lejía: así se quitan todas las manchas

zapatos blancos

Principalmente, existen dos formas de lavar y blanquear unas zapatillas blancas que dependerán del tipo de tejido de tus zapatos: si son de piel o de tela. Para las zapatillas blancas de piel, es recomendable limpiarlas a mano, para no dañar el material y lucirlas como si fueran nuevas. Mientras que, para las zapatillas de tela blanca , puedes  lavarlas a mano o en la lavadora .

A continuación, te explicamos 2 métodos caseros diferentes para limpiar zapatillas blancas sin usar productos agresivos. Toma nota de estos efectivos métodos de limpieza, ideales para devolver el color blanco original a tus zapatos.

Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno

zapatos blancos

¿Cómo  blanquear  zapatillas fácilmente? Para ello, el bicarbonato de sodio es un excelente aliado.  Combinando este producto con agua oxigenada verás que limpiar zapatillas blancas de piel o tela es mucho más fácil de lo que parece. Estos dos ingredientes te permitirán eliminar las manchas imposibles.

Materiales

  • Barra de jabón
  • 10 g de bicarbonato de sodio
  • 10 ml de agua oxigenada
  • 10ml de agua
  • 1 cepillo de cerdas gruesas
  • 1 cepillo de dientes viejo

Instrucciones

  1. Retire los cordones de sus zapatos y lávelos con agua y jabón para eliminar la mayor parte de la suciedad y déjelos secar por completo.
  2. En un recipiente de plástico, mezcle el bicarbonato de sodio, el peróxido de hidrógeno y el agua.
  3. Extiende la masa, que debería haber quedado un poco espesa, sobre la tela de tus zapatillas, insistiendo en las partes más manchadas y cubriéndolas por completo. Aplique la pasta a los cordones de sus zapatos también . Use el cepillo de dientes para aplicar bien la mezcla en la tela o la piel y frote suavemente, enfatizando las áreas manchadas. Déjalas con la pasta durante 2 horas para que tenga el máximo efecto posible.
  4. Seque sus zapatos y cordones en un lugar soleado.
  5. Cuando la pasta aplicada a los zapatos esté completamente seca, sacuda el bicarbonato de sodio restante de los zapatos y cordones con el cepillo de cerda gruesa, que debe estar completamente limpio y seco.
  6. Si sobran, puedes lavar las zapatillas con agua para quitarlas y dejarlas secar al sol nuevamente.

sal y leche

zapatos blancos

La sal y la leche son limpiadores naturales muy poderosos . Así que, si tienes dudas sobre  cómo lavar zapatillas de tela o piel , ten en cuenta que esta fórmula es realmente efectiva. Para  lavar zapatillas blancas con sal y leche  deberás seguir estas sencillas instrucciones:

Material

  • 1 cubo de plástico
  • 10 g de detergente suave
  • ½ litro de agua
  • 150 g de sal
  • 1 litro de leche entera de vaca
  • 1 cepillo de cerdas gruesas

Instrucciones

  1. Vierta ½ litro de agua en el cubo de plástico , agregue la leche y la sal y mezcle bien.
  2. Sumerge los zapatos blancos en el cubo, con los cordones puestos, y déjalos en remojo durante 2 horas.
  3. Lava los zapatos con abundante agua y jabón suave.
  4. Frótalas con el cepillo de cerdas gruesas mientras aún estén empapadas y verás como blanquean enseguida.
  5. Finalmente, enjuágalas bien con abundante agua y déjalas secar en un lugar seco, bien ventilado y preferiblemente donde haya sol. Verás como, tras este tratamiento, tus zapatillas quedarán como nuevas.