La escarcha y la nieve están a punto de llegar y, precisamente por eso, muchas personas han decidido utilizar la chimenea. Pero, ¿sabías que existe un método para limpiarlo a fondo? Con este remedio quedará limpio y reluciente: sepamos más.

No hay nada más hermoso que una maravillosa tarde de invierno con amigos y una chimenea. Pero hay que tener en cuenta que si se quiere utilizar, también hay que ocuparse del mantenimiento. Es fundamental, porque si no se limpia a menudo, es posible que no funcione a la perfección y que tengas problemas con la calefacción. ¿Cómo podemos limpiarlo a fondo? Hay un método fantástico que también optimizará los tiempos: averigüemos más.

Limpiar la chimenea: así es como se hace

Si la chimenea no se limpia adecuadamente, pueden surgir diversos problemas, no solo para el hogar, sino también para la salud. Obviamente, varias soluciones pueden ayudarnos, pero aún necesita un poco de esfuerzo para limpiarlo todo a fondo.

Como bien sabes, después de usar la chimenea hay que retirar toda la ceniza y el hollín. Para ello, usa guantes para protegerte del polvo y trata de quitar todo lo que pueda ensuciarse. Posteriormente, equípate con una escoba y una pala, para eliminar toda la ceniza del interior de la chimenea y tírala a la basura, precisamente a los residuos orgánicos.

Ceniza de chimenea

Este es solo el primer paso para eliminar la suciedad de la chimenea. Para limpiarlo a fondo necesitarás llevar a cabo un procedimiento rápido y sencillo. De esta manera, obtendrás un resultado realmente grandioso: averigüemos más.

El procedimiento para limpiar la chimenea: todos los detalles.

Para limpiar la chimenea correctamente, deberás poner en práctica algunas precauciones. Por ejemplo, siempre es mejor espolvorear un poco de sal sobre la madera, de esta forma ya no producirás tanto hollín y eliminar la ceniza será mucho más fácil.

En cambio, para limpiar la chimenea, necesitarás un cepillo que deberás mojar con agua y vinagre . Este último elemento tiene propiedades desengrasantes y limpiadoras, de hecho, se utiliza en la mayoría de las tareas del hogar.

Chimenea encendida

Recuerde limpiar la chimenea con frecuencia, ya que si no se mantiene correctamente, también podría comprometer el funcionamiento de la chimenea y por lo tanto de la calefacción. Después de esta operación, enjuague la chimenea con agua e inmediatamente verá el increíble resultado.

Si no tiene vinagre disponible, también puede usar tres cucharadas de detergente líquido para platos y 100 gramos de bicarbonato de sodio . Mezcla estos dos ingredientes en un bol pequeño y obtendrás una mezcla fantástica que te ayudará a eliminar todas las incrustaciones, eso sí, utiliza siempre una brocha. Con este remedio tendrás una chimenea limpia y reluciente en tan solo unos pasos. Además, ahorrarás mucho dinero.