Press ESC to close

He aquí por qué necesita verter sal en su fregadero (¡no mucha gente conoce este truco!)

Para condimentar sus platos o eliminar la nieve de su camino de entrada en el invierno, la sal puede ser de gran ayuda en su hogar. Este ingrediente del que no puedes prescindir en la cocina puede ser la solución perfecta para muchos problemas domésticos a los que te enfrentas a diario. Aquí se explica cómo utilizar la sal como producto doméstico.

Gracias a sus propiedades desengrasantes, desincrustantes y desodorantes, la sal te facilitará las tareas diarias del hogar. Después de leer este artículo, lo convertirá en su aliado número 1 en el hogar.

Aquí hay 6 técnicas diferentes para usar la sal como producto doméstico:

Limpia tu plancha:

Si algo se derrite y se pega a la superficie de la plancha, puede estar seguro de que no tendrá que reemplazarlo. Póngalo a la temperatura más alta, luego tome un periódico y espolvoree generosamente con sal. Una vez que la plancha esté caliente, colócala sobre el papel y muévela hacia adelante y hacia atrás durante aproximadamente 1 minuto. La sal aflojará los residuos de la plancha para mantenerlos en el papel. Así, encontrarás una plancha limpia y resbaladiza como nueva.

quitar una mancha de huevo

Limpiar la superficie donde accidentalmente dejó caer un huevo puede ser una tarea difícil y requiere toneladas de toallas de papel. Todo lo que necesita hacer es aplicar una buena cantidad de sal en toda el área afectada y dejar actuar durante 10-15 minutos. La sal tendrá un efecto coagulante y solo tendrás que quitar el huevo con facilidad.

retardante de llama

Una sartén ardiendo es uno de los accidentes más comunes durante una tarde de barbacoa. Si es así, ¡no se asuste! Para evitar que el fuego se propague, vierta una cantidad generosa de sal directamente sobre las llamas para bloquear el flujo de oxígeno que actúa como catalizador. Este truco sofocará el fuego en segundos.

Desengrasar las sartenes

Si olvidaste bajar el fuego debajo de tu cena y solo quedan pedazos de hollín, limpiar tu sartén es un castigo bastante severo. Ahora ya no ! Para desengrasarla y eliminar fácilmente los restos de comida pegados, basta con cubrir completamente el interior de la sartén con una buena capa de sal y añadir un poco de agua. El agua salada actuará como desengrasante para eliminarlo todo y ahorrarte esfuerzos descomunales. Después de 10 minutos, todo lo que tiene que hacer es enjuagar el agua salada y limpiar su utensilio como de costumbre.

Desengrasar la esponja de tu plato

Si la esponja de su plato se ha vuelto negra y grasosa, aquí hay un truco simple: tome un recipiente que llene con 2 tazas de agua, luego agregue ¼ de taza de sal y revuelva para diluirlo bien. Sumerja su esponja en esta agua salada y déjela reposar toda la noche para que la sal pueda desengrasarla y desinfectarla. A la mañana siguiente, solo tienes que escurrirlo para que suelte todos sus residuos. Ahora está lista para otra pila de platos.

Destapar los desagües de la bañera

Otro problema bastante común cuando quieres limpiar tu bañera es la mata de pelo que obstruye el desagüe. Para evitar obstruir la bañera, mezcle ¼ de taza de bicarbonato de sodio con la misma cantidad de sal. Vierta la mezcla directamente por el desagüe. Luego, vierte ½ taza de jugo de limón sobre todo. La mezcla se volverá efervescente. Dejar actuar durante al menos 15 minutos. Mientras tanto, hierva una olla de agua y cuando termine el tiempo de mezcla, vierta el agua hirviendo directamente en el desagüe para lavar cualquier resto de polvo. El bicarbonato es un agente antibacteriano que disolverá las manchas más rebeldes, mientras que el limón desprenderá un olor fresco duradero.